¿QUÉ ES EL CONTROL DE ROEDORES?

El control de roedores es un conjunto de estrategias que implementan con el propósito de prevenir, reducir o eliminar la presencia y actividades no deseadas de roedores en un área determinada, especialmente en entornos urbanos e industriales.

El objetivo principal es minimizar los riesgos y daños que estos animales pueden causar a la salud pública, a la seguridad de las personas, a las infraestructuras, a los activos y a la calidad de los productos.

Control de roedores

El control de roedores se enfoca tanto en la prevención como en la corrección, y su enfoque preventivo busca evitar que los roedores ingresen a las instalaciones o encuentren condiciones propicias para establecerse (anidar). Esto se logra mediante medidas como el sellado de posibles puntos de entrada, la eliminación de fuentes de alimento y agua, y el mantenimiento adecuado de la higiene y limpieza del lugar.

En su enfoque correctivo, el control de roedores se centra en la aplicación de métodos para reducir o eliminar las poblaciones ya presentes, esto puede incluir el uso de:

Trampas de captura:

Se utilizan diferentes tipos de trampas para capturar y eliminar a los roedores de manera segura tales como la trampa de captura viva tipo Tomahawk, la trampa de captura tipo Sherman o los dispositivos de control con trampas adhesivas en su interior.

Cebos rodenticidas:

Se utilizan rodenticidas o venenos, diseñados específicamente para roedores con el fin de controlar su población. Esta opción es manejada con sumo cuidado para evitar riesgos a otras especies no objetivo y a personas.

Repelentes:

Se utilizan productos químicos, naturales y a hasta electrónicos que actúan como repelentes para mantener alejados a los roedores de las instalaciones.

 

¿QUIEN DEBE DE REALIZAR EL CONTROL DE ROEDORES?

Es importante que el control de roedores se realice de manera profesional y responsable, por lo que, es importante que pueda ubicar a una empresa autorizada por el MINISTERIO DE SALUD para la ejecución de este servicio, ya que la utilización de productos químicos o métodos incorrectos puede generar problemas adicionales, como resistencia a los rodenticidas o daños colaterales a otros seres vivos no objetivo.

Además, el control de roedores debe ser una labor continua, ya que la prevención y el monitoreo constante son esenciales para mantener el éxito a largo plazo. La colaboración entre diferentes áreas de la empresa del cliente y la empresa de control de plagas pueden ser clave para asegurar un programa efectivo y seguro para el control de roedores en entornos industriales.

Por último, si necesitas aplicar un programa de control de roedores en tu empresa, no dudes en contactarnos haciendo CLIC AQUÍ.



Call Now Button
×